Visitar Málaga es disfrutar. La hospitalidad de su gente, sus exquisitos platos, cálidas playas e históricos monumentos proporcionan un goce para todos los sentidos.

Málaga en un ciudad perfecta para visitar en un par de días, con muchísimos sitios que ver y gozar, cercanos al centro histórico. Hay tantísimo que ver que solo podemos contar algunas cosas, como estas:

Las playas

Entre las principales playas se encuentran La Malagueta (a unos minutos del centro), San Andrés, La Misericordia y Pedregalejo. Todas gozan de buenos servicios y están cerca de un paseo marítimo donde disfrutar de la comida, la bebida o las compras. Los chiringitos y restaurantes son ideales para probar las exquisitas paellas, el pescaíto frito y los famosos espetos de sardinas.

playas de malaga

El muelle

En los últimos años se ha ido destacando como auténtica zona para el ocio, hacer compras y pasear. Se puede recorrer en poco tiempo para ir desde el centro (monumentos) a La Malagueta (playa).

La catedral

Monumento terminado en el siglo XVIII, aunque todavía queda por añadir una torre y por eso se la llama “La Manquita”. Son dignos de ver la sillería y dos órganos con cientos de tubos.

catedral de malaga

El Castillo de Gibralfaro

Construido en el siglo XIV ofrece un magnífico y largo recorrido entre sus murallas y torres. Además, se puede visitar su museo y disfrutar de excelentes vistas de la ciudad.

La Alcazaba

Fortaleza musulmana construida en el siglo XI en la parte baja del monte Gibralfaro, donde disfrutar de la belleza de un antiguo palacio árabe.

El parque de Málaga

Próximo al muelle, es un jardín idílico donde pasear a la sombra disfrutando de la vista de innumerables especies de plantas.

El centro histórico

Visitar Málaga es visitar su centro histórico. Actualmente casi todo el centro de Málaga es peatonal, por lo que invita a pasear sin rumbo por este laberinto interminable de calles, donde encontrar comercios, bares, restaurantes y monumentos.

La más céntrica es la calle Larios, auténtico emblema de la ciudad, donde se encuentran tiendas de moda y artistas callejeros. Desde aquí se llega a la Plaza de la Constitución (cerca del Museo Carmen Thyssen) y a calle Granada, con su famosa bodega El Pimpi, para alcanzar la Plaza de la Merced. En esta plaza se disfruta de un ambiente joven con numerosos bares y restaurantes por los alrededores; aquí se encuentra la casa natal de Pablo Picasso.
calle larios malaga
Y mucho, mucho más ofrece Málaga a sus visitantes, que en solo dos días disfrutarán de las experiencias más inolvidables de sus vidas.