La Alcazaba

publicado en: Sitios emblemáticos de Málaga | 0

Monumento situado en un rincón especial de Málaga donde veremos, en sólo unos metros, la unión de las culturas romana, árabe y renacentista

Se trata de uno de los monumentos históricos más visitados de la ciudad, por conjugar historia y belleza de una forma singular. Este palacio-fortaleza construido por los árabes, está situado a los pies del monte Gibralfaro y muy cerca del castillo defensivo árabe. Originalmente, ambos recintos se unían por medio de un pasillo amurallado, denominado “la Coracha”. Fue construida en 1057, por mandato del rey bereber Badis y se aprovecharon piezas como columnas y capiteles del teatro romano que se encuentra muy próximo.

Tras la conquista por parte del reino Nazarí es reformada y adquiere una profunda impronta como edificación construida sobre la roca, que la hacían dominar desde sus balcones tanto la ciudad como la bahía. Aúna las funciones de defensa y la belleza de los palacios árabes de la época, en los que los patios rectangulares, los jardines y estanques le conferían un carácter único. Todas sus estancias jugaban a la perfección con la alternancia de luces y sombras.

Durante nuestra visita, podremos admirar las importantes muestras arqueológicas que se exponen, que incluyen edificaciones incluso de la época romana, lo que nos ayudará a interpretar los usos y costumbres de la época.

En cuanto a sus funciones militares, se trata de una de las obras musulmanas más importantes que se conservan en España y la Guía de Málaga le recomienda disfrutar de sus murallas con almenas, las torres albarranas con saeteras y las matacanas. Como muestra del avanzado estado de aquella civilización, se sabe que a su alrededor se construyó un barrio que disponía de un sistema de evacuación de aguas fecales, con letrinas prácticamente en todas las casas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *