Castillo de Gibralfaro

Castillo de Gibralfaro

publicado en: Sitios emblemáticos de Málaga | 0

Esta fortaleza fue construida en el siglo XIV, con el fin de albergar a los destacamentos de tropas destinados a proteger la Alcazaba

Este castillo recibe su nombre por el monte en el que se encontraba, que tenía un faro en lo más alto, y que los árabes bautizaron con Jabal-Faruk (monte del faro). Se sabe con certeza que este asentamiento fue utilizado por fenicios y romanos, pero sería el rey nazarí Yusuf I quien lo convirtió en fortaleza, en el año 1340.

La Guía de Málaga le invita a visitar este impresionante monumento desde donde podrá contemplar algunas de las estampas más bellas de la ciudad de Málaga, gracias a su privilegiado emplazamiento. Cuenta además con un centro de interpretación, donde conocer su historia.

Esta fortaleza fue considerada durante tiempo, la más inexpugnable de toda la Península Ibérica, gracias a que dispone de dos líneas de murallas y ocho torreones. La muralla exterior se une con los muros que unen el castillo con la Alcazaba. Por su parte, la muralla interior se construyó de forma que permitiera hacer una ronda completa por todo el perímetro de la fortaleza.

El castillo se divide en dos partes: la superior o patio principal, donde está la Torre Mayor (de 17 metros de altura) y el pozo de Airón, que fue excavado por los fenicios en roca viva con una profundidad de 40 metros. En la actualidad, en esta parte superior se encuentra el centro de interpretación, que nos permite conocer la historia del propio castillo por medio de sus habitantes.

En la parte inferior de la fortaleza, conocida como patio de armas, se encuentran los barracones de la tropa y las caballerizas.

La Torre Blanca o Torre Albarrana, está orientada al norte y es una de las más visible desde cualquier punto de la ciudad. En su interior, el visitante podrá ver las dependencias y almacenes que conserva, así como un aljibe que canalizaba el agua de la construcción militar.

Tras la Reconquista en 1487, Fernando el Católico convirtió el castillo en su residencia y lo designó como elemento del escudo de armas de la ciudad de Málaga.

Quizás te interese...

Dejar una opinión